Dos alumnas de la URJC quedan finalistas en la 9ª Convocatoria al mejor TFG del Colegio Oficial de Biólogos de Madrid

Queremos felicitar a los premiados y finalistas de la novena edición del Premio COBCM al Mejor Proyecto Fin de Carrera. Entre ellos a dos alumnas de la URJC que han quedado finalistas Tamara Burgos Díaz-Guerra con un TFG sobre el lince ibérico e Irene Martín Rodríguez que ha estudiado el efecto materno (herencia epigenética) en lupino.

Aquí podéis ver la relación de trabajos premiados:

Primer premio:

 Papel de MKK3 en la aparición de diabetes inducida por obesidad.
Leticia Herrera Melle. Universidad de Alcalá.

Segundo premio:

 Selección de cepas de Saccharomyces cerevisiae con optimas propiedades enológicas.
Javier Ruiz Ruiz. Universidad Complutense de Madrid

Finalistas:

 Papel de NOTCH-1 en la regulación de TCFL5/CHA en el modelo de leucemia linfoblástica aguda de células T (LLA-T).
Fadoua El Abdellaoui Soussi. Universidad Autónoma de Madrid.

 Patrones de marcaje con heces por el lince ibérico (Lynx pardinus) en dos zonas con diferentes densidades de conejo de monte (Oryctolagus cuniculus).
Tamara Burgos Díaz-Guerra. Universidad Rey Juan Carlos.

 Identificación y caracterización de mecanismos moleculares involucrados en la formación de gliomas y su respuesta a las terapias actuales.
Paula Nogales Gómez-Imaz. Universidad de Alcalá.

 Estudio del Efecto materno en Lupinus angustifolius L (Fabaceae).
Irene Martín Rodríguez. Universidad Rey Juan Carlos.

En esta edición se han presentado un total de 38 proyectos, de los cuales 17 son de alumnos de la Universidad Complutense de Madrid, 8 de la Universidad de Alcalá, 7 de la Universidad Rey Juan Carlos y 6 de la Universidad Autónoma de Madrid. Por titulaciones, 32 proyectos son de graduados en Biología, 3 en Biología Sanitaria y 3 en Bioquímica.

 

Los Trabajos Fin de Carrera premiados en 2015 por la Asociación de Ambientólogos de Madrid (AAM) se realizaron en nuestra Área de Biología y Geología

Tenemos que felicitarnos porque el día 31 de Marzo se entregaron los Premios de la AAM al Mejor Trabajo de Fin de Carrera (2ª edición) a tres recién licenciadas de la URJC. Los tres trabajos fueron realizados en el Área de Biología y Geología de la ESCET y correspondieron a:

1er Premio

Laura Sánchez. Identificación del origen de la salinización de un pozo en el sur de Tenerife

Finalistas

Nuria Gutierrez. Efectos poblacionales sobre la germinación y crecimiento de Silene ciliata.

Patricia Llamas. Toxicidad del disruptor endocrino nonilfenol en plantas.

Creo que debemos felicitar a estas alumnas, a sus directores/as y a los grupos de investigación que han posibilitado la realización de estos trabajos de alto nivel. El hecho de que todos los trabajos premiados este año se hayan realizado en la URJC debe llenarnos de orgullo ya que en la Comunidad de Madrid son numerosas las universidades que imparten esta titulación, como las prestigiosas Universidad Autónoma o Politécnica. Así que la competencia ha debido de ser dura y de alta calidad.

Sería estupendo que ellas mismas nos hicieran un pequeño resumen de sus interesantes trabajos en este Blog  para dar difusión a sus hallazgos y que nos cuenten su experiencia ¿no os parece? Quizás alguno de vosotros queráis realizar vuestros trabajos fin de Grado o Máster en estas líneas de investigación de nuestra área y lo que ellas tengan que contar puede ayudaros a decidir. En este sentido os recuerdo que está abierto aún el plazo para libres acuerdos de TFG y en unas semanas se abre el plazo de preinscripción en el Máster de Técnicas de Caracterización y Conservación de la Diversidad Biológica.

El planeta necesita más científicos en biología vegetal

Un reciente artículo científico alerta del gran desequilibrio existente entre los biólogos biomédicos y los biólogos vegetales en EEUU, y por ende,  en el resto del mundo. Está inflación ha hecho que muchos post-doctorales no encuentren trabajo en el campo de la biomedicina, mientras que ni las grandes multinacionales de la agricultura encuentran científicos formados en biología vegetal para investigar en sus proyectos. El problema es especialmente grave respecto a los especialistas en biología vegetal básica.

Os traduzco un par de párrafos significativos de este artículo:

La tierra debe acoger a otros mil millones de humanos en la próxima década, y deberá hacerlo con menos tierra arable y en un clima impredecible. Esto significa que debemos encontrar maneras innovadoras de producir cosechas con mayores rendimientos y nuevos atributos, un hecho que requiere el trabajo de doctores formados en ciencias agrícolas y biología vegetal. Pero, a este respecto, no estamos produciendo suficientes biólogos vegetales que nos saquen de este dilema malthusiano.

La creciente población mundial necesita comer, ya es hora de que le demos la investigación vegetal básica, traduccional y aplicada la prioridad dada a la investigación biomédica o, más llamativamente, a defensa. Estabilizar los suministros de comida en un ambiente cambiante es fundamental no solamente para la salud de la población mundial, se estima que el 50 por ciento de las enfermedades infantiles mundiales son atribuibles a la malnutrición, sino para la seguridad nacional.

Nuestro departamento acoge actualmente varias líneas sobre investigación básica en plantas, su fisiología ambiental y los recursos filogenéticos silvestres, como los liderados por los profesores José M. Iriondo o Ruben Milla. Otros profesores también investigan sobre la tolerancia al estrés abiótico de plantas, plantas invasoras o respuesta al cambio global. Y en el caso de mi grupo, estudiamos la ecotoxicología de contaminantes emergentes como fármacos, drogas o disruptores endocrinos durante el desarrollo vegetal utilizando biomarcadores bioquímicos o celulares.

Si quieres leer algo más sobre el tema:

Proyectos de investigación del área de Biodiversidad

http://www.the-scientist.com/?articles.view/articleNo/41133/title/Opinion–The-Planet-Needs-More-Plant-Scientists/

Posted from WordPress for Android